Majadas o apriscos

Majadas o apriscos

La importancia de la economía agropecuaria en Íllora está muy ligada al ganado caprino, que se adapta muy bien al terreno calizo y seco, con un mantenimiento relativamente bajo y una producción aceptable, por lo que los rebaños de cabras abundan en las sierras.

Ante esta situación se construyen corrales para los animales con el fin de congregarlos y guardarlos. Estos corrales construidos con las propias piedras del terreno serán los apriscos o majadas, que estarán en funcionamiento prácticamente hasta nuestros días. Los apriscos se suelen construir de forma circular, aunque también se dan otros diseños, aprovechando incluso las formas del terreno para completar la edificación. Los apriscos se pueden encontrar en diversos puntos del municipio de Íllora, como la Olla de los Endrinos, los Hornillos, etc.

/